CRÓNICA DE UN DÍA INOLVIDABLE

Una vez recuperados de este fin de semana inolvidable queremos compartir con todos ustedes lo acontecido el día 31 de enero del año 2015 en el Teatro “El Silo” de Pozoblanco, un día lleno de emociones y buenos recuerdos para nuestra formación.


En primer lugar queremos dar las gracias a todos los asistentes al acto, tanto al público, como a todos los miembros de nuestra banda que acudieron al concierto y que formarán parte del primer disco de la Banda de Música Santa Cecilia de Pedroche, ya vinieran desde Pedroche, Torrecampo, Añora, Pozoblanco o Villanueva de Córdoba, porque entre todos formamos la gran familia que es esta banda y que se atreve con proyectos como este.


El sábado comenzamos temprano a trabajar descargando los instrumentos de percusión en el Teatro “El Silo” en torno a las 9 de la mañana y ultimando el escenario para comenzar el ensayo matutino.


Quedaban algunos minutos para las 9.30 cuando comenzaron a llegar los músicos al teatro, algunos aún con sueño, otros con frío…pero todos con ilusión por culminar un proyecto para el que habían trabajado duro.


Una vez todos listos y ubicados en el escenario comenzó el ensayo poco antes de las 10 de la mañana. Sonó “Mater Mea” y… ¡cómo sonó aquello! Se cruzaban miradas de complicidad y satisfacción entre los músicos como muestra de que el trabajo de varios meses había merecido la pena.


Poco después llegó el primer compositor de la mañana, Víctor Manuel Ferrer. Dos obras suyas iban en el repertorio: “Bendita Amargura” y “Virgen de las Nieves Coronada”. Su dirección fue un lujo, aprendimos mucho y, sobre todo, disfrutamos viendo como él sentía la música que nosotros interpretábamos. Algunos retoques y matices de última hora y sus obras listas para ser grabadas por la noche.


Llegó el turno de Francisco José Lozano, llegó algo nervioso, era la primera vez que este joven compositor cordobés dirigía a casi 100 músicos. Su obra “Madre Bendita de la Salud” sonaba en el escenario y con apenas dos matizaciones quedó lista para el concierto. Las palabras de su autor al dar por terminado su ensayo fueron: “así me había imaginado la marcha cuando la estaba escribiendo”.  Todo un alago para nosotros y una dosis extra de satisfacción y de confianza.


Tras un breve descanso fue Francisco Cano el que subió a la tarima. Sus obras “Nuestra Señora del Rosario” y “Soledad Reina Divina” fueron igualmente retocadas y matizadas en la ejecución hasta que su autor quedó satisfecho. Dos obras más preparadas para la grabación y mucho aprendizaje para toda la vida.

Para cerrar el ensayo subió nuestro director, José Ángel Olmo a la tarima y repasamos el resto de obras que compondrían el concierto: “Hosanna in Excelsis” y “El Ángel Blanco” de Óscar Navarro, “Madre Dolorosa de Santiago” de José Ángel Olmo y “La Quinta Angustia” de R. Dorado, obra con aires actuales pero con más de un siglo de historia.


Así acababa la mañana, un largo y duro ensayo, pero sobre todo gratificante y satisfactorio. Había sido todo un honor para nosotros ser dirigidos bajo la mano de estos grandes compositores y el resultado había sido maravilloso.

 

El trabajo estaba hecho, sólo quedaba mostrarlo al público y que los micros lo recogieran. A las 19 h. había que estar de nuevo allí para ensayar las obras de Manuel Marvizón que llegaba por la tarde.


Allí estábamos todos en el escenario esperando al compositor que debido al mal tiempo se retrasó en su llegada. Comenzamos el ensayo de “In Manus Tuas” y  “Madre del Rosario”. Al llegar el autor expresó su deseo de que las obras fueran dirigidas por nuestro director habitual en el acto y quiso escuchar “In Manus Tuas”, en palabras del autor la marcha más especial que había compuesto.

Ya estaba todo listo.


Minutos antes de las 21 h. y cuando se comenzaba a escuchar el murmullo de la gente entrando al patio de butacas ultimamos la afinación, entre nervios, emoción, satisfacción de estar ahí y de nuevo ilusión en la cara de cada uno de los músicos.


Una voz anunciaba que comenzaba el acto, el telón se abrió y apareció Manuel Marvizón como presentador del acto. Su guión fue una verdadera clase de música cofrade, un lujo para los amantes de este tipo de composiciones. Introdujo cada obra relacionando las características de cada autor con su entorno, su ciudad y sus obras, una verdadera maravilla.


Fueron pasando las obras y cuando quisimos darnos cuenta estábamos entregando “Madre Dolorosa de Santiago” a la Hermandad de los Dolores de Santigo de Ciudad Real a la que está dedicada. Un momento verdaderamente emocionante. Después la interpretación de esta marcha compuesta por nuestro director. Interpretación llena de emociones al oír el teatro al completo aplaudir nuestro trabajo y en especial el de él, José Ángel Olmo Cascos.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

ESCUDO CONMEMORATIVO

Banda de Música
«Santa Cecilia»
de Pedroche
(Córdoba)

ROLL - UP CONMEMORATIVO

Síguenos en Facebook

https://www.facebook.com/bandademusica.santacecilia.39


Síguenos en nuestro Canal de Youtube.

https://www.youtube.com/channel/UC86uLgXuVEyCwkPOtgUQzgg

Síguenos en Twitter

@bandapedroche